EMPRENDIMIENTOS COLABORATIVOS: CARGALO, CASO DE ÉXITO

Oct 10
¿Qué sucede, porqué 9 de cada 10 ideas se quedan en ideas? ¿Qué pasa que la mayoría de las ideas no se convierten en empresas que generan empleos?

Los datos indican que el emprendimiento en nuestro país, no esta funcionando como quisiéramos, según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), solo el 5% de los profesionistas ocupados crean empresa y generan empleos. Este porcentaje lo tenemos que incrementar sí o sí.

Lo bueno es que los  mexicanos somos chingones y hay grandes historias que si lo lograron. Les voy a contar una de ellas; “Dos amigos que se conocen desde los 6 años, jugaban a los carritos; tenían un sueño de crear una empresa que tuviera 50 camioncitos para empezar, pensaban en la logística y en tener más de 1.000 clientes en el país. Solo que no tenían dinero, ni tiempo, ni grandes talentos a la vista… ¿y ahora que chingaos hacemos, complicado ¿no?” Lo bueno es que si tenían claro el propósito, haciendo equipo, siguiendo la filosofía de Colaborar.mx fueron creando todo.


Esos amigos lo lograron, ahora son socios en “Cargalo” (Jorge Mario Blanco y Renato Rodríguez). Después de 5 años, es una empresa que genera más de 20 empleos, más de 80 clientes, con oficinas en Veracruz y Manzanillo; con más de 10 camiones y camionetas como activos tangibles y otros tantos activos intangibles; ya es rentable, ya pasó por el “punto de equilibrio”.

Caso de éxito de la filosofía de Colaborar.mx: El cofundador y director general pudo haberlo hecho solo, pensar que no ocupaba otros talentos, sin embargo, tuvo la humildad y el liderazgo para entender que la economía actual requiere de colaboración de otros talentos para avanzar juntos, más rápido, a paso firme. Así los amigos, invitaron a otro amigo en común, que tienen más de 30 años de conocerse para hacer negocios juntos. Esto rompe con un mito: “No se puede hacer negocios entre amigos”. Si se aplican los siguientes elementos claves que vamos a platicarles, si se puede.

Ahora, esto se dice muy simple, sin embargo, son muchas herramientas que tienes que aplicar para crear emprendimientos colaborativos, veamos las primeras tres:

1.- Introspección y observación: Conócete realmente. Es importante que te conozcas, que profundices en tu propósito, tu talento principal y alinearlo con tu emprendimiento. Hacer test para conocer tus habilidades y áreas de oportunidad, no solo lo que tú crees que es. Si tú no estás profundamente claro, tu emprendimiento menos.

2.- Talentos que te complementan: Después de tener la claridad de las habilidades que tienes e identificar las que te faltan, busca varios candidatos que te complementen, conócelos bien y decide por quien tenga el perfil ideal, la persona con la que hayas conectado subjetivamente, que hayas hecho ”clic”.

3.- Acuerdo que mega clarifique las “reglas del juego”: Una vez que ya te conoces realmente, que sabes lo que te falta y tienes los talentos que te complementan, hay que crear el acuerdo marco donde profundicen en cada uno, que quiere obtener a corto, mediano y largo plazo, y cuáles van a ser sus aportaciones.
Escriba su impresionante etiqueta aquí.
Sin esta claridad contractual, es mejor no empezar, me tocó vivir en carne propia esta experiencia y en muchísimos casos se genera conflicto por NO PROFUNDIZAR EN ESTA ETAPA Y DARLE SU TIEMPO E IMPORTANCIA.

Seguiremos compartiendo experiencias, historias y herramientas para sumar a tu emprendimiento.
Sígue nuestro BLOG “Emprendimientos Colaborativos”.

TRANSFORMA TU IDEA EN EMPRENDIMIENTO.